La cafeína ayuda a ser más feliz.




La cafeína es un alcaloide del grupo de las xantinas, que actúa como una droga psicoactiva, levemente disociativa y estimulante por su acción antagonista no selectiva de los receptores de adenosina. En las plantas que la contienen actúa como un pesticida natural, ya que paraliza y mata insectos, disuadiéndolos de parasitarla.
Las personas consumimos cafeína cada vez que tomamos un café, pero también la podemos encontrar en bebidas y alimentos derivados de las hojas de té, nuez cola y yerba mate entre otros. En un reciente trabajo publicado en la revista Plos One, investigadores del departamento de Psicología de la Universidad Ruhr University Bochum en Alemania, explican como la ingestión de cafeína favorece la percepción emocional positiva, o dicho de otra manera más coloquial, nos ayuda a ser más felices.
El hecho demostrado es que tras la ingestión de cafeína, las palabras con carga emocional positiva se procesan en el cerebro de forma más rápida y con menos errores que cuando se compara con los procesos cerebrales que despiertan palabras emocionalmente neutras, o con contenido negativo. Además éstos investigadores van más allá y achacan este hecho a un efecto mediado por la dopamina, ya que la ingestión de cafeína está estrechamente ligada con la transmisión dopaminérgica.
Este trabajo puede consultarse y descargarse de forma gratuita de la web de la revista PlosOne. A continuación tenéis la referencia y el enlace al artículo completo.
Foto: Wikipedia