Huellas genéticas de la reaparición de una especie "extinta".





Un grupo de investigadores ha encontrado huellas genéticas propias de una especie de tortuga gigante que se creía extinta.

La especie Chelonoidis elephantopus, endémica de isla Floreana del Archipiélago de las Galápagos, se dio por extinta a mitad del siglo XIX poco después de que fueran visitadas por Charles Darwin, durante el viaje, que a bordo del Beagle, le permitió escribir su obra "El origen de las especies" en 1859.

En un artículo recientemente publicado en la revista Current Biology, se describe como se han identificado huellas genéticas propias de esta especie de tortuga en algunos individuos de isla Isabela. Esta isla está habitada por otra especie endémica diferente, Chelonoidis becki, por lo que se puede decir que en realidad lo que se ha identificado es un grupo de individuos híbridos entre estas dos especies.

Posteriores estudios genéticos, de marcadores nucleares y mitocondriales en la población de tortugas gigantes de isla Isabela, han permitido demostrar que en estos procesos de hibridación deben estar involucrados individuos puros de la especie Chelonoidis elephantopus.


Puedes consultar el artículo completo aquí.