¿Qué es la esclerosis múltiple?





La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central, derivada del daño de la vaina de mielina, la cubierta protectora que rodea las neuronas. Cuando la vaina de mielina está dañada, la trasmisión de los impulsos nerviosos disminuye o se detiene.

A la disminución de la función neurológica se añade una inflamación de la cubierta de mielina, con una cicatrización permanente. El daño nervioso se produce debido a la inflamación, cuando las células inmunitarias del propio cuerpo atacan el sistema nervioso.

Esta enfermedad puede presentar episodios repetitivos de inflamación en cualquier área del cerebro, el nervio óptico o la médula espinal. Por ello, los pacientes con esclerosis múltiple pueden tener síntomas en muchas partes del cuerpo. Entre sus síntomas pueden destacarse:

  • Síntomas musculares: pérdida del equilibrio, espasmos musculares, entumecimiento o sensación anormal en cualquier área, problemas para mover las extremidades, problemas de coordinación, temblor en uno o ambos brazos o piernas, debilidad en las extremidades.
  • Síntomas vesicales e intestinales: estreñimiento y escape de heces, dificultad para comenzar a orinar, incontinencia, necesidad frecuente de orinar.
  • Síntomas oculares: visión doble, molestia en los ojos, movimientos oculares rápidos e incontrolables, pérdida de visión en un único ojo.
  • Otros síntomas cerebrales y neurológicos: disminución del período de atención, de la capacidad de discernir y pérdida de la memoria, dificultad para razonar y resolver problemas, depresión, pérdida del equilibrio
Las causas de la esclerosis múltiple no están claras, hasta ahora, las teorías apuntan a una infección vírica, un defecto genético, o una combinación de ambas.