Nuevo bactericida contra Escherichia coli









El grupo de investigación dirigido por José Serafín Moya, del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) han diseñado un nuevo bactericida eficaz contra todas las cepas de Escherichia coli (E. coli, bacteria gram negativa). Estaban trabajando con nanopartículas de cobre y plata (dos biocidas habitualmente utilizados desde la antigüedad), cuando descubrieron las propiedades bactericidas del polvo de vidrio.

Este biocida inorgánico está formado por polvo de vidrio, que no resulta tóxico para la salud ni el medio ambiente, y elimina las bacterias en 24 horas. Este compuesto actúa rompiendo la membrana celular, por lo que tiene un efecto inmediato. Otra de las ventajas que presenta es su coste, ya que su preció será menos de la mitad que el de los productos que actualmente hay en el mercado, por lo que plantea una opción interesante también para utilizar en los países en vías de desarrollo.

La composición de este material es muy similar a la del vidrio de ventanas o botellas, aunque contiene más calcio, está compuesto por calcio, sílice, óxido de sodio y boro.

Este producto ya fue patentado hace más de un año, y su comercialización podría comenzar de forma inmediata. Varias empresas ya se han mostrado interesadas en el producto, que puede tener aplicaciones tan diversas como la fumigación de cultivos o la desinfección de aguas.

Este producto ha sido testado también en bacterias gram positivas, como Micrococcus luteus, en levaduras, como Candida krusei. Por ello es un biocida de amplio espectro, también efectivo en bacterias muy resistentes a los antibióticos, como Pseudomonas aeruginosa.