Contaminación acústica y problemas cardiovasculares





Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud, la contaminación acústica se sitúa en segunda posición en el ranking de las causas ambientales que afectan a nuestra salud. Por lo que se plantea la contaminación acústica como un riesgo grave para la salud.

Así, el 1.8% de los ataques al corazón puede atribuirse a niveles de ruido de tráfico por encima de los 60 decibelios, siendo responsable en Europa de 50.000 infartos por año.

El ruido producido por los vehículos de carretera y trenes produce además alrededor de 200.000 casos de trastornos cardiovasculares.

Por ello, se plantea la revisión de la directiva para vehículos, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y proteger la salud, por lo que se plantea una estricta regulación de los niveles de contaminación acústica derivada de los vehículos.