Tipos de ciclinas







Las ciclinas C, D y E son proteínas de vida corta que funcionan principalmente durante la fase G1 y en la transición de G1‐S (Ver figura), siendo destruidas por la vía de la ubiquitina.

La ciclina B, imprescindible para una correcta iniciación de la mitosis, junto con la ciclina A, pertenecen a las denominadas ciclinas mitóticas. Existen tres isoformas de ciclina B, la ciclina B1 y B2 son citoplásmicas, mientras que la ciclina B3 es nuclear.

La cdc2 se une a las ciclinas mitóticas, siendo los complejos ciclina B/cdc2 los más importantes, este heterodímero se denomina Mitosis Promoting Factor (MPF). La subunidad mayor del MPF es la ciclina B, componente que presenta un comportamiento cíclico, acumulándose durante la fase S del ciclo celular y degradándose una vez alcanzada la fase M de división celular. La cantidad de ciclina B presente está en función de su síntesis y degradación y, a su vez, regula la cdc2 (subunidad menor del MPF).

La transición G2‐M y la progresión de M están influidas principalmente por los complejos ciclina B/cdc2 y ciclina B/CDK2 (cdk: quinasa dependiente de ciclina), que son rápidamente activados durante la mitosis y se asocian al huso acromático en la metafase.

La ciclina B, una vez iniciada la mitosis, será rápidamente degradada en la transición de metafase a anafase por una vía dependiente de la ubiquitina, causando la inactivación de la cdc2. Esto parece ser necesario para la finalización de la mitosis, ya que se ha visto que mutaciones que evitan la degradación en las ciclinas B, bloquean las células en esta etapa del ciclo celular. Parece ser que el punto de control M controla la degradación de la ciclina B1.

Por otra parte, la ciclina H que se expresa de forma constante durante todo el ciclo celular, forma complejos con la cdk7 previamente fosforilada, para producir una enzima conocida como quinasa activante dependiente de ciclina (CAK), que está implicada en la activación de las quinasas cdc2 y cdk2. El complejo cdk7‐ ciclina H presenta diversas funciones. Además de su habilidad para fosforilar otras CDKs, está implicado en el control de la transcripción. Una importante fracción de los trímeros formados por cdk7‐ ciclina H‐ p36 se asocian con el factor de transcripción TFIIH. El TFIIH es un complejo multiproteico involucrado en la transcripción realizada por la ARN polimerasa II y en la reparación de la escisión de nucleótidos. El complejo cdk7‐ ciclina H‐ p36 en el TFIIH podría ser el responsable de la fosforilación del dominio C‐terminal de la ARN polimerasa II.

Además de esta serie de reguladores positivos del ciclo celular (ciclinas y CDKs), existe una familia de reguladores negativos denominados inhibidores de las quinasas dependientes de ciclinas, que bloquean la actividad de uno o varios complejos ciclina‐CDK. Estas proteínas inhibidoras de las CDK están implicadas en la parada del ciclo celular en respuesta a varias señales antiproliferativas, como privación de factores de crecimiento, citoquinas o daño en el ADN celular, entre otras.


Figura. Implicación de los principales complejos Ciclina-CDK en la evolución del ciclo celular. Modificado de Developmental Biology; Gilbert 6th Edition.

Puedes completar esta información en estos post:
¿Qué son las ciclinas?, Ciclo celular, el papel de las ciclinas.